Las dos victorias de Lakers entre el dominio de Boston

La historia es verde. Los enfrentamientos de Boston Celtics y L.A.Lakers en las finales de la NBA arrojan un claro 9-2 para los del Este. Boston dominó claramente los inicios de los enfrentamientos con Lakers en las finales de 1959, 1962, 1963, 1965, 1966, 1968, 1969, 1984 y 2008. Su rival favorito, pues 9 de … Continúa leyendo Las dos victorias de Lakers entre el dominio de Boston

Anuncios

Lakers-Suns, los nombres propios

Kobe Bryant: ¿Alguien duda que es el mejor jugador de la NBA? Quien dijo Lebron? (en si.com lo tienen claro...ahora!) Os recuerdo que James está de vacaciones (conspirando con otros también de vacaciones -leer-). Kobe lleva 30 o más puntos en 10 de los últimos 11 partidos. En esta final de conferencia ha promediado 33.7 … Continúa leyendo Lakers-Suns, los nombres propios

Dragic y Vujacic, eslovenos pero no amigos

Que Goran Dragic y Sasha Vujacic no se tragan es una realidad (antes de empezar las series también). Eslovenia es, probablemente, el país del mundo con más jugadores de baloncesto de élite por metro cuadrado. De los cuarenta y ocho jugadores (12 por equipo) que se están jugando la NBA tenemos 2 eslovenos en liza. … Continúa leyendo Dragic y Vujacic, eslovenos pero no amigos

Artest: una de sus dos canastas decidió el partido

Una de las dos canastas que anotó ayer Ron Artest sirvió para que los Lakers pusieran el 3-2 en el marcador de la eliminatoria. Hasta ese momento Artest llevaba 7 errores en los 8 lanzamientos que había intentado, dos de ellos con cierto toque de precipitación a falta de pocos minutos para el final del … Continúa leyendo Artest: una de sus dos canastas decidió el partido

Orlando recupera el espíritu

Un poste poderoso y un tiro de tres temible. Así ha crecido Orlando a la sombra del gigante Howard, con un falso "cuatro" de gran tiro y un puñado de jugadores con capacidad para anotar desde fuera. Y así vencieron (y convencieron) ayer a los Celtics en el quinto partido de una serie que parece … Continúa leyendo Orlando recupera el espíritu