Una NBA en creciente desigualdad

Alguien ajeno a la NBA al que intentes explicar en “dos tardes” como funciona se queda asombrado de la dinámica de la elección de jugadores universitarios. “Sí”, intentas explicar, “el que queda último tiene más opciones que ningún otro equipo para elegir primero en un draft de jugadores universitarios”. Y sigues explicando: “así se compensa la liga y se la hace más igualada”.

“No sólo eso”, continúas, “las franquicias, que aquí llamamos clubs, tienen un tope salarial igual para todas”. Y lo siguiente que tu interlocutor dirá será: “ah, para evitar casos como la bicefalia de la liga española de fútbol”.

Pero habría que explicar que en los últimos tiempos esto no es así. Que hay equipos malos que cada vez son más malos, y que cada vez hay más equipos malos. Dicho en otros términos, que la desigualdad ha aumentado. ¿Las causas? No conviene centrarse en ninguna en concreto, parece más bien el resultado de una coctelera en la que tendríamos:

  1. La fiebre de los “Big three”
  2. El interés de algunos jugadores (muy lícito) de rebajar sus pretensiones salariales para jugar en un equipo con aspiraciones
  3. Veteranos que apuran sus aspiraciones de jalonar su carrera con un campeonato, olvidando sus sueldos
  4. La crisis económica, que atenaza a las franquicias con un mercado menor
  5. La calidad de los últimos drafts

Si analizamos los últimos 6 años de competición vemos como las diferencias entre los 5 mejores equipos de la liga regular y los cinco peores han aumentado. Y lo han hecho especialmente porque el porcentaje de victorias de los cinco peores ha disminuído.

Así, este año deambularán por la NBA equipos como Toronto, Cleveland, New Jersey, Washington, Phoenix o Detroit. O lo que es lo mismo, titularísimos como Rasual Butler, Boris Diaw jugando de center titular en los Bobcats, Petro haciendo lo mismo en los Nets, etc. etc.

3 comentarios sobre “Una NBA en creciente desigualdad

  1. Al final se reconstruiran si quieren hacerlo. Es como los clippers, si aprovechan la oportunidad cuando se juntan varias circunstancias consigues hacer un equipo de playoffs. Los últimos draft estan dejando mucho que desear, quizás todavia se nota la resaca del draft del 2003 lleno de quilates. Esta tardando en llegar una promoción de la que se pueda aprovechar algo mas que el numero uno (en esta ultima no hay muchas esperanzas de que eso ocurra)
    Hasta entonces, confiar en los jovenes, buscar algo en los agentes libres con el espacio salarial que dispongan. Pero si por ejemplo cojes un equipo como Charlotte, que llega por primera vez a Playoffs y empiezas a desarmar el equipo por pagar menos, pues no te reconstruyes nunca.

  2. Es verdad que la desigualdad aumenta y que el “soft cap” de la NBA cada vez es menos efectivo, sobre todo comparado con el “hard cap” de NFL y NHL, pero queda el consuelo de pensar en dónde estaban hace 3-4 años franquicias como Memphis o Seattle/Oklahoma City (AKA las franquicias a las que Ricky, su agente y su entorno no querían ni en pintura) y dónde están ahora.

    Eso sí, no recuerdo una colección de plantillas tan lamentables como las que se ven este año en la parte baja, qué horror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s