Hasta donde ha llegado Jeremy Lin y la “Lin-manía”

La historia de Jeremy Lin ha dejado un ejército de estupefactos aficionados a la NBA, empezando por un servidor. Sus estadísticas pero, sobre todo, el balance de victorias-derrotas de los Knicks tras su eclosión, no dejan de sorprenderme, pero lo que me sobrepasa es el caudal informativo (?) sobre su aventura NBA, dentro y fuera de las canchas. Resumo (sería imposible sintetizar en un post) algunas de las noticias más sorprendentes que se han generado en torno a este jugador de baloncesto.

1. Es verdaderamente taiwanés (abuela paterna de Lin)

Conflicto diplomático a la vista entre China y Taiwan (leído en ABC.es). Resulta que los chinos quieren “chininizar” (oh! my god!) a Lin y ha tenido que intervenir hasta su abuela paterna

2. Quiero que la gente respete a mis familiares en Taiwan y espero que esto vuelva a su cauce porque necesitan vivir sus vidas (Jeremy Lin)

Taiwanés sí, pero dejen respirar a mi familia. Y es que el “Linismo” ha llegado a Taiwán y el jugador de los Knicks ha tenido que pedir que respeten la privacidad de sus familiares en extremo oriente. (En Huffingtonpost)

3. De nuevo disculpas, especialmente al Señor Lin. Sus logros son fuente de orgullo para la comunidad asiática, incluyendo los empleados asiáticos de ESPN —nota de prensa

ESPN despide a un trabajador por comentarios inapropiados sobre Jeremy Lin y se deshace en disculpas hacia el jugador y hacia sus orígenes. Desconozco qué tipo de comentarios habrán hecho en el canal número 1 de deportes en EEUU, pero han sido suficientes para que hayan tomado medidas drásticas (y públicas).

4. En apenas tres semanas ha pasado de dormir en el sofá de su hermano a valer, según la revista Forbes, 14 millones de dólares (La corresponsal en NY de TVE, en el telediario noche -vídeo-)

Y nos cuentan, haciéndose hueco tras interminables noticias de fútbol, como el Real Madrid le rechazó este verano.

5. Las cajas registradoras no paran de sonar en el entorno del Madison Square Garden, la casa de los Knicks de Nueva York. Es la música que acompaña al joven Jeremy Lin. No hay un día que el jugador de la NBA no salga en la portada o en la contraportada de la prensa local (en un blog de economía de El País)

Y nos cuentan que en Wall Street suben las acciones de la empresa gestora de los New York Knicks, y que cualquier marca que tenga relación con Jeremy Lin se frota las manos con su tirón mediático. Hamburguesas con su nombre, registro de dominios en internet con juegos de palabras relacionadas con su nombre, Nike preparando una campaña con su nombre…

Y es que desde el 4 de febrero los Knicks sólo han perdido 1 partido. Aquel día Jeremy Lin jugó 36 minutos, salió del banquillo, anotó 25 puntos, y repartió 7 asistencias. Desde aquel día ante los Nets, fueron cayendo Jazz, Wizards, Lakers, Wolves, Raptors, Kings y Mavs. Sólo Hornets rompió la inmaculada presencia del taiwanés-norteamericano en un mes de febrero para enmarcar. Tanto que el propio David Stern ha decidido que un All Star Weekend sin Lin no tiene sentido empresarial alguno y ha decidido invitarle al partido de nuevos talentos. Todo encaja. Sueño americano, emigración, dinero, éxito. Lo que no encaja es que sea licenciado en Economía en Harvard. Para que luego digan que los economistas no sabemos jugar al baloncesto.

3 comentarios sobre “Hasta donde ha llegado Jeremy Lin y la “Lin-manía”

  1. La verdad es que es innegable lo increíble de lo sucedido, de los numerazos que está haciendo noche tras noche, pero también es cierto, por lo del record tan bueno de su equipo, que los rivales no eran precisamente de los mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s