Pau Gasol

Gasol tiene ese punto entre indolente y desgarbado que despista tanto a los americanos que dicen saber de qué va esto del baloncesto. Como si les despistase su ausencia de tatuajes o sus buenos modales. Seguramente en Europa entendamos mejor qué clase de jugador es, aunque se nos agoten los adjetivos. Y es que no hay muchos calificativos nuevos que describan lo de ayer, o lo de su dos anillos NBA, o lo de su añito aquel en el Barça, o que se haya reinventado en Chicago y haya sido titular en el AllStar. Ha ido superando paso a paso los escollos. Ya sabéis,por muy alto que construyas un muro siempre encontrarás una escalera más grande para superarlo.

No sé qué es lo que más me sorprende de él: si su capacidad para llevar el peso ofensivo de una selección con poquito arsenal ofensivo; o esa virtud tan suya de terminar el partido, ser entrevistado y transmitir esa mezcla de tranquilidad, satisfacción por el trabajo bien hecho y respeto por el trabajo de todos.

Ayer más de 5 millones de telespectadores estaban apretando masa muscular en su sofá o en su bar de cabecera viendo una nueva conquista del jugador catalán. Era baloncesto, y también era una oportunidad de vencer a los franceses en su casa. Qué morbo.

Nada tuvo que ver el partido de anoche con otras noches gloriosas de esta selección. No fue un partido brillante, no había sitio para brillos. Fue épico. Nada que ver con las dos brillantísimas derrotas ante USA en los dos últimos JJOO. Nada que ver con el ciclón de Japón 2006. Ayer el equipo estuvo soberbio en defensa y Gasol sublime en ataque. Épico. Ante la mejor generación de jugadores franceses y en Francia.

Spain's Pau Gasol (C) and Felipe Reyes celebrate victory over France with team mates at the end of their EuroBasket 2015 semi-final game at the Pierre Mauroy stadium in Villeneuve d'Ascq, near Lille, France, September 17, 2015. REUTERS/Benoit Tessier TPX IMAGES OF THE DAY
Spain’s Pau Gasol (C) and Felipe Reyes celebrate victory over France with team mates at the end of their EuroBasket 2015 semi-final game at the Pierre Mauroy stadium in Villeneuve d’Ascq, near Lille, France, September 17, 2015. REUTERS/Benoit Tessier TPX IMAGES OF THE DAY

Como por estos lares somos muy dados a olvidar todo, bien está dejar escrito alguna línea sobre este jugador de baloncesto del que poca gente en su sano juicio puede negar que es el mejor de nuestra historia. Qué suerte haberlo visto jugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s