Sobre descansos, back-to-back y el calendario

El pasado sábado 18 de marzo, Cleveland Cavaliers hizo descansar a su “big three” en la visita al Staples. El resultado: derrota de Cavs, victoria de Clippers y enfado de la NBA.

Siete días antes, el 11 de marzo, Golden State Warriors disputó en Texas un apasionante, a priori, partido ante San Antonio, con, ni más ni menos, la primera plaza de la conferencia Oeste en juego. Kerr se presentó sin Stephen Curry, Klay Thompson, Dray Green e Iguodala. Por lesión, en los Spurs, no jugaron ni Leonard ni Aldridge. Ian Clark elevado a máxima estrella visitante.

Ambos partidos eran televisados por la ABC y la NBA sabe que el aficionado no se sienta ante la TV para ver a Love-LeBron-Irving sentados en el banquillo, ni por observar como Ian Clark se lanza 21 tiros de campo. Por este motivo, amenaza con significativas sanciones a los equipos que hagan descansar a sus estrellas (leer en Solobasket o NBAmaniacs). Tampoco el aficionado que adquiere su entrada con semanas de antelación se siente feliz con esto. Y, añado, tampoco los que jugamos al fantasy. Tenemos un problema.

Esta práctica popovichiana se extiende durante la competición regular en los últimos años. La dureza de la competición, el elevado ritmo de juego y la exigencia de los favoritos, provocan episodios recurrentes de “banquillismo”.

Uno de los motivos que esgrimen los entrenadores está en el número tan elevado de back-to-back que tienen que afrontar. En la siguiente tabla mostramos el número de partidos consecutivos (estos back-to-back) que juegan las franquicias, así como los partidos que disputan cuando han descansado un, dos o más días:

170321_partidosDiaDescanso

En promedio, las franquicias disputan una media de 16 back-to-back, 51 partidos en los que hay un día de descanso, 11 con dos días de descanso y 4 partidos en los que tendrán más de 2 días de descanso. Es decir, el 20% de los partidos de una temporada se juegan habiendo disputado uno el día anterior.

Las franquicias con más back-to-back son Atlanta, Cleveland, Clippers, Milwaukee y Sacramento, que tienen esta temporada 18 partidos sin descanso. Minnesota y Brooklyn jugarán de este modo en 14 ocasiones.

Si el problema es la televisión, se apuntan soluciones fáciles. No situar partidos el día antes ni el día después de estos partidos colocados para ser televisados con el objetivo de llegar a la máxima audiencia.

Si el problema es que el calendario está provocando un incremento de lesiones, no quedará otro remedio que cambiar el calendario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: